Albóndigas de calabacín

Hoy os traigo unas albóndigas diferentes, de verdura, de calabacín. Es la primera vez que las hago , y he de decir que, en vez de echarle tomate triturado, les echéis tomate frito y no la dejéis cocer mucho tiempo, solo el tiempo de calentar el tomate porque sino se os desmoronan. Dicho esto, os cuento como las he hecho. Os hará falta una mandolina o un buen rallador.

Ingredientes:

2 calabacínes

1 patata grande

1 cebolla

1 huevo

3 cucharadas soperas de harina o de pan rallado

3 dientes de ajo

Perejil

Sal y pimienta

Ingredientes.

Ingredientes.

Elaboración:

Limpiamos, pelamos y rallamos los calabacines con un rallador pequeño y lo ponemos en un bol.

Hacemos lo mismo con la patata y la incorporamos al bol donde tenemos el calabacín rallado.

Pasamos los calabacines y la patata rallada a un colador y escurrimos el agua que sueltan. Aplastaremos la mezcla incluso con las manos para escurrir todo el líquido posible. Mientras mas líquido suelte, mejor! Ponemos todo de nuevo en el bol.

Pelamos la cebolla y los dientes de ajo. Los troceamos.

Echamos la cebolla. los dientes de ajo y el perejil a la patata y los calabacines rallados. Lo integramos todo bien.

Añadimos el huevo entero, las tres cucharadas de harina o de pan rallado, la sal, la pimienta y mezclamos bien.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hacemos bola y pasamos por harina antes de freír. En un plato, ponemos una servilleta y, después de freír las albóndigas, las ponemos en el plato para quitar el exceso de aceite.

En una olla, calentamos el tomate y cuando esté caliente, añadimos las albóndigas. Servimos inmediatamente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.