Guisantes con jamón y huevos de codorniz

A mi no me gustan mucho los guisantes pero me los como. ! Hay que comer de todo¡ Y, los guisantes tienen un monton de propiedades y son muy buenos para nuestro organismo. Los guisantes verdes están llenos de antioxidantes y nutrientes anti-inflamatorios, y estos nutrientes nos aportan una amplia gama de compuestos beneficiosos para nuestra salud.Las vitaminas antioxidantes proporcionadas por los guisantes verdes son la vitamina C y la vitamina E y, una buena cantidad de zinc, un mineral antioxidante que también se encuentra en gran proporción en los guisantes.Otro nutriente anti-inflamatorio clave para ser añadido a esta lista,es la  grasa omega-3 . Investigaciones recientes han demostrado que los guisantes verdes son una fuente increíble de grasa omega-3 en forma de ácido alfa- linolénico (ALA). 

Dicho todo esto, ahora entenderéis por qué, aunque no me gusten mucho, como guisantes! Jeje! Os dejo la receta, sencillita, como siempre y para dos personas.

Ingredientes:

300 gr de guisantes congelados

1/2 cebolla

2 dientes de ajo

1 paquete de taquitos de jamón serrano ( yo lo compro en Mercadona)

Aceite de oliva Virgen Extra

5 huevitos de codorniz

Un poco de sal.

Ingredientes

Ingredientes

Elaboración:

Pelamos y troceamos la cebolla y los dos dientes de ajo en cuadraditos pequeños. En un cazo, cocemos los huevos.

 

En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y doramos los ajos con mucho cuidado de que no se nos quemen porque si no, darán un sabor amargo al plato. Una vez dorados, sacamos de la sartén y reservamos.

En la misma sartén donde hemos dorado los ajos, ponemos un poco mas de aceite y pochamos la cebolla.

Mientras se pocha la cebolla, cocemos nuestros guisantes. En una olla pondremos bastante agua y una vez haya hervido, echaremos los guisantes y los dejaremos 3 o 4 minutos. Le escurrimos el agua y reservamos. En este momento, nuestra cebolla estará pochada asi que, añadiremos el jamón serrano y dejaremos que se haga bastante, debe quedar crujiente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez el jamón esté crujiente añadimos los ajos, un poco de sal y movemos bien. Hay que bajar el fuego 

Añadimos guisantes y ajo

Añadimos guisantes y ajo

Y listo. Ponemos en una fuente. Pelamos los huevos de codorniz, los partimos por la mitad y, los ponemos encima de los guisantes. Y… a comer!!!

P1090081