Leche de almendras

Los que me conocen saben que no me gusta la leche de vaca. Desde muy pequeñita, mi paciente madre se desesperaba para que me la bebiera pero yo… como que no; su simple olor me echaba para atrás. Ya, de adolescente me aficioné a las leches vegetales y hace muchos años que las bebo. Hace unos días fui a un curso de cocina Fitness en la escuela de cocina “La Mesa Málaga” donde me enseñaron a hacer leche de almendras y, no me podía imaginar que iba a ser tan sencilla hacer y lo buenísima que está. Mucho mejor que la que yo compro y, mucho mas barata. Os cuento como hacerla por si os animáis….

Ingredientes para 1 litro de leche:

1 tazón de almendras crudas peladas (taza alta)

3 tazas de agua (taza alta)

1/2 cucharadita de canela

1 pizca de stevia (opcional)

Ingredientes

Ingredientes

Elaboración:

Ponemos las almendras en agua al menos durante 8 horas mínimo y un máximo de 12. Las almendras se remojan para que sean mas digestivas y para activar sus nutrientes.

P1090617

Almendras en remojo

Pasadas las 8 horas tiramos el agua donde las hemos tenido en remojo y las enjuagamos en con agua del grifo. Metemos las almendras en la thermomix o en una batidora con las tres tazas (altas) de agua ( si es agua mineral, mejor). Batimos, hasta que quede todo bien triturado, como si fuera una papilla pero no tan densa.

Iremos echando el líquido resultante en un colador de tela e iremos moviendo con una cuchara. Cuando veamos que no cae mas líquido, apretaremos el colador con las manos para que siga cayendo líquido.

Añadimos la canela y la pizca de stevia (si queremos).

Canela y stevia.

Canela y stevia.

Movemos bien y, con un embudo la pasamos a una botella. Si no la queréis tan espesa podéis añadirle mas agua. A mi me gusta tomarla fresquita, pero la podéis tomar caliente también.

P1090628