Migas

Yo soy muy de comer pan, me encanta, me viene heredado de mi padre, al que también le encanta y, como no podía ser de otra forma, a los dos nos encantan las migas, de hecho, cuando mis hermanas y yo eramos pequeñas, mis padres nos llevaban a Almuñecar a comer migas y nos encantaba. Hace muchos años, vi como una señora mayor ( la abuela de un querido amigo) las hacía y, aquella estampa, de aquella abuelita haciendo migas, todavía la tengo clavada en mi mente.Me quedé pegada a su lado mientras ella estaba en la tarea, ayudándola a mover las migas, pero no me acuerdo de como las hizo, algo que me da mucha pena porque… he de decir, que me encantaron, estaban riquísimas. Unos años después (hace bastantes años ya) conocí a mi amigo Carlitos que también hace migas en su restaurante y, el es el que me ha dado esta rica receta. Os cuento!

Ingredientes para 2 personas:

1 trozo de tocino ibérico

1 trozo de pancenta

3 ajos enteros con piel y machacados

1/2  pimiento verde

1/4 de pimiento rojo

Tacos de jamón serrano y chorizo (opcional)

1 pan de medio kilo

Agua y sal

Elaboración:

Troceamos el pan y lo trituramos en la thermomix, con cualquier robot de cocina o a cuchillo. No debe quedar excesivamente triturado.

Pan triturado.

Pan triturado.

Troceamos todos los ingredientes, y le damos un golpecito a los dientes de ajo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En una olla que no se pegue y que sea bastante honda ponemos un dedo de aceite de oliva. Introducimos el tocino y los ajos, doramos, retiramos y reservamos.

Doramos tocino y dientes de ajos, retiramos y reservamos.

Doramos tocino y dientes de ajos, retiramos y reservamos.

Ahora haremos lo mismo con la panceta. Doramos, retiramos y reservamos. Y después pocharemos los pimientos. Una vez pochados los pimientos, volveremos a echar en la olla el tocino, los ajos y la panceta. Le añadimos sal, bastante, sin miedo. Mezclaremos bien y agregaremos el pan que hemos triturado.

Mezclamos todo bien y le echamos el agua. El agua se echa a ojo, lo que admita el pan. No hay que dejarlo muy seco, ni tampoco bañado en agua. Yo, para esta cantidad le he echado dos vasos de agua.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y… ahora es cuando toca tener paciencia y un brazo fuerte ya que tendremos que ir moviendo el pan e ir separandolo del agua que ha absorbido para que se conviertan en migas. Yo he estado unos 40 minutos moviendolas, no os cuento como se ha quedado mi brazo, jeje!!! Debéis tener cuidado de no pasaros, porque si no, se os quedaran muy sequeronas. Cuando veáis que a absorbido el agua y que están un poco doradas, no mucho, paráis.

Migas hechas!

Migas hechas!

A las migas le podéis echar lo que queráis encima. Yo me acuerdo que, cuando mis padres me llevaban a comerlas, le echaban melón, naranjas y aceitunas. También podéis ponerle un huevo frito encima, lo que queráis y os guste. Yo las he dejado tal cual, pero la acompañé con la ensalada de frutas que publiqué recientemente.

IMGP2709