Rissoto de hongos y almendras

Escribir esta receta me cuesta. Me cuesta mucho, porque me la enseñó un amigo, un gran amigo, que iba a cocinar en mi cocina, pero que, desgraciadamente no va a poder ser. Era un amigo de los de verdad, el que siempre estaba ahí cuando mas lo necesitaba sin llamarlo, el que siempre tenía una solución para cualquier problema, el que me abrazaba fuerte cuando algo iba mal. Hoy, hace 2 meses que se fue, que me mira desde el cielo y que, seguramente, desde allí, está intentando secar las lagrimas que ruedan ahora mismo por mis mejillas… Era un excelente cocinero,un padre maravilloso (el padre de ” mis tres bombones”  de los que yo no soy su mami, pero que los quiero tanto como le quería a el) y el mejor amigo que nadie haya podido tener. La vida, le dio una segunda oportunidad y pude despedirme de el.  Hablar todo lo que hablamos un día antes de su marcha me hace estar muy serena, pero no por eso dejo de estar triste. Querido amigo, este es mi pequeño homenaje para ti, y puedes estar muy seguro, de que hago todo lo que me habrías pedido si estuvieras aquí, lo que tu habrías esperado de mi. Te echo mucho de menos… Te quise, te quiero… y siempre te querré. Siempre te llevaré en mi corazón, un pedacito de el te pertenece.

Va por ti Mamé!!!

Va por ti Mamé!!!

Ingredientes para dos personas:

100 gramos de arroz por persona

150 ml de caldo de pescado por cada 100 gr de arroz

50 gr de hongos ( pueden ser congelados o frescos)

40 gr de nata

20 gr de aceite de oliva, y un poquito más para dorar los hongos

25 gr de mantequilla

40 gr de queso parmesano

40 gr de queso philadelfia

Un puñado de almendras

Ingredientes

Ingredientes

Elaboración:

En una olla ponemos un chorrito de aceite de oliva y doramos los hongos durante  un minuto. Los hongos soltaran agua, sobre todo si son congelados ( no la tiréis, dejadla en la olla). Pasado el minuto, añadimos el arroz, mezclamos, e introducimos los primero 150 ml de caldo de pescado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando el caldo se haya consumido ( a fuego lento ), añadimos los otros 150 ml de caldo, hasta que el arroz esté casi hecho,  será el momento de echar las almendras que previamente habremos triturado ( un arroz tarda unos 20 minutos en hacerse). Mezclamos.

Añadimos la nata, la mantequilla, el queso crema y movemos bien. Dejamos reposar 1 minuto.

Salpimentamos. Introducimos el aceite de oliva, el queso parmesano, movemos y emplatamos. Este es un plato que hay que comerse justo despues de hacerlo, porque si no, se quedará muy pastoso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.