Sirope de fresas.

El sirope de fresa tiene multitud de utilidades. Lo podéis echar a postres, al yogur, a las tortitas… Yo se lo echo a la leche y os aseguro que os va a encantar y si tenéis peques en casa ni os cuento.A mi me traslada a mi infancia. No se si os acordáis de un líquido rojo (algo asqueroso, por cierto y que aun venden en Mercadona) que cuando eramos pequeños echábamos a la leche. Mi madre odiaba comprarlo, pero a mi me encantaba y, como no me gustaba nada la leche (y sigue sin gustarme) ella me lo compraba porque así, al menos me la bebía. Es fácil de hacer, se tarda poco y encima es natural. Vamos allá….

Ingredientes:

350 gr de fresas

4-5 cucharadas de azúcar

1 cucharada sopera de esencia de vainilla (opcional)

2 tazas de agua

1 litro de leche entera, desnatada, de soja (la que mas os guste)

Ingredientes.

Ingredientes.

Elaboración:

Comenzaremos quitando las hojas verdes a las fresas y troceandolas en rodajas.

En una olla mediana pondremos las dos tazas de agua.

Vertemos las fresas troceadas dentro de la olla y agregamos el azúcar y la esencia de vainilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hervimos durante 12-15 minutos o hasta que veamos que las fresas han liberado todo su jugo. Lo sabremos porque el agua espesará un poco y las fresas se pondrán blandas.

Retiramos del fuego y dejamos infusionar durante 5 minutos. Pasado este tiempo, colamos las fresas. Las aplastaremos bien para que suelten todo el jugo.

Dejaremos enfriar. Cogemos una botella y añadimos el sirope con un embudo; Vertemos la leche y agitamos. Metemos en la nevera para tomarla bien fresquita.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A todos en la familia les encantará! Antes de tomarla, agitaremos la botella. Espero que os guste!!!

IMGP2812